Un reportaje a nuestra agencia sobre La Web Móvil

12 Agosto, 2014

¿Con pantalla táctil o teclado QWERTY? ¿Windows Phone, iOS o quizá mejor Android? Estas son algunas de las interrogantes que nos asaltan a la hora de comprar un celular. Y es que hay tantos y con tantas características para escoger. Por eso, hoy la penetración de estos aparatos en el Perú crece a pasos agigantados. Estaba en 5% en el 2010 y, un año después, llegó al 11%, según un estudio de Futuro Labs.

Pero, del mismo modo, han aumentado los sitios web dirigidos a dispositivos móviles. No es lo mismo, pues, una página hecha para ser vista en una PC o laptop que otra destinada a los usuarios de smartphones. "Ellos son mucho más prácticos, buscan tenerlo todo a la mano. No se les puede recargar con tanta información", dice Luis Enrique Rebosio, gerente general de Aranea.pe, una agencia de publicidad que, justamente, diseña este tipo de portales.

AL GRANO. Al desarrollar una página web, tanto para PC como para móviles, se necesita conocer al público (sus gustos, su edad, etc.) y el producto que se le va a ofrecer. Pero en el segundo caso se toma en cuenta otro detalle: "La pantalla de un celular es mucho más pequeña, por eso la comunicación tiene que ser más efectiva", indica Rebosio.

Por eso, agrega, la labor que hacen en Aranea.pe no consiste solo en adaptar sitios web normales a móviles, sino en "optimizar su información". Mientras que en una pantalla grande tranquilamente se pueden ver fotos de los productos, la descripción de los mismos, sus precios y otros detalles, en un celular solo hay sitio para una imagen y un pequeño subtítulo que incluya costos.

"Si al usuario le interesa lo que ve, hace un clic en la foto y ahí recién aparecen los detalles", señala Rebosio.

En su opinión, frente a la computadora de la casa o de la oficina, la gente puede leer a raudales, pero cuando chequea una página web en un smartphone, simplemente "escanea" el contenido. O sea, solo le dan un rápido vistazo. Por tanto, estos sitios deben ser, ante todo, fáciles de navegar y de rápido acceso.

ESTUDIO. Rebosio cuenta que en ocasiones llegan a la agencia clientes pidiendo una cotización. Él sostiene es imposible hacerlo pues, para saber cuánto costará hacer una página web, primero hay que hacer un estudio de mercado. "Solo entonces se puede hacer una propuesta económica y gráfica", menciona.

Sin embargo, añade que una web básica, con servicio de alojamiento y dominio incluidos, cuesta entre $800 y $900. Pero, claro, como dijimos anteriormente, todo dependerá al final de lo que diga el estudio de mercado.

Fuente: Diario Correo

 

¿Consultas? ¿Comentarios?

Estrategia y Negocios Estrategia y Negocios

Todos tenemos una idea de negocio que deseamos desarrollar; a veces surgen dudas y consultas. Este espacio es para aclararlas.

Esto va a interesarte

Estemos en contacto

Si deseas podemos avisarte cuando hayan novedades y propuestas de negocios interesantes. Prometemos no mandarte emails todos los días.

Chat